15/01/2019

Si estás cansado de los clásicos productos financieros que ofrecen baja rentabilidad y a veces demasiados riesgos, quizá es momento de que te replantees tu estrategia de inversión y apuestes por un negocio objetivamente rentable. En este artículo definiremos y valoraremos el modelo de inversión colectiva, una metodología con muchos beneficios. ¿Te interesa? Pues sigue leyendo.

¿Qué es la inversión colectiva?

El concepto de inversión colectiva hace referencia al conjunto de inversiones individuales que se unen como una única aportación para alcanzar una mayor rentabilidad, que se repartirá de forma proporcional a la participación individual.

En finanzas, la inversión colectiva está estrechamente ligada a la institución de inversión colectiva, que es el organismo que se encarga de operar con las inversiones individuales para conseguir una rentabilidad objetivo a partir de una estrategia marcada previamente.

Fondea es una plataforma de inversión colectiva que se basa en la venta de vehículos de segunda mano para repartir beneficios a sus clientes. Somos una empresa que basa su actividad en activos no financieros, y la principal ventaja con que contamos es la diversificación del riesgo entre quienes invierten en uno de nuestros proyectos y la cantidad que deciden aportar.

La rentabilidad que ofrecemos a nuestros inversores viene dada por la evolución del valor de los vehículos de segunda mano y su venta, y la rentabilidad que perciben nuestros usuarios está determinada por el resultado colectivo y, como ya hemos comentado, va en proporción a su inversión individual en cada proyecto.

Un ejemplo muy claro: imagina que inviertes 2.000 € en uno de nuestros vehículos, recibirías 160 € pasados 7 meses desde que hagas tu inversión.

Ventajas de la inversión colectiva

Estos son los principales beneficios que recibirá el inversor al participar en una inversión colectiva:

  • Respaldo profesional en las inversiones: contar con una institución que se responsabilice de la gestión de las inversiones da tranquilidad y seguridad.
  • Rentabilidad: gracias a las aportaciones individuales y a una correcta gestión de las mismas, la inversión colectiva ofrece una rentabilidad elevada.
  • Seguridad: todas las instituciones de inversión colectiva están supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
  • Costes mínimos: esta ventaja depende de los recursos de la institución en cuestión. Por ejemplo, con Fondea no asumirás ningún coste al realizar tu inversión.

Múltiples opciones de inversión: este modelo permite al inversor diversificar sus participaciones en activos muy distintos y variados.

Desventajas de la inversión colectiva

Hay algunas ventajas que pueden ser interpretadas como desventajas para algunos inversores, como por ejemplo el caso de no ser responsable directo de la gestión de la inversión.

Sin embargo, la principal contraindicación para el inversor que desea participar en una inversión colectiva es el plazo de entrega de la rentabilidad. Esto se debe a que en la mayoría de los casos las inversiones colectivas alcanzan su eficiencia más elevada a partir de los tres años de actividad, lo que se considera medio plazo.

En Fondea no tenemos esa problemática porque garantizamos la devolución de la inversión más la rentabilidad obtenida, a los 7 meses de que se realice la inversión. Incluso si no se ha conseguido la rentabilidad se devuelve la inversión íntegra.  



Esperamos que este artículo te haya servido para aclarar todas tus dudas sobre la inversión colectiva. No esperes más y descubre ya una nueva forma de invertir tus ahorros de forma ágil y sencilla. ¡Únete a la inversión en movimiento!

Comparte este contenido...
  • 12
    Shares

Escribe un comentario

Regístrate